El AS² de la Ficción

El llanto de los muertos

Solía dormir con la esperanza de que cuando despierte, todos los problemas de la humanidad dejarían de existir. Hoy me alegro de despertar y saber que aún existo.

La sociedad lucha tanto por sobrevivir que ha empezado a autodestruirse. Irónico, pero cierto. Creamos tantas seguridades que la libertad palidece; compramos objetos seductores que inflan el ego y apagan las luces del pensamiento.

Quizá no somos más que una raza de esclavos. Esclavos de la economía, de la tecnología, del morbo… de nosotros mismos.

Las masas pelean por un bocado de pan, mientras un grupo selecto de seres perversos lo controlan todo, orquestando guerras para satisfacerse. En algún punto de nuestra historia nos convertimos en ovejas rabiosas que se lanzan al vacío.

Solía despertar creyendo que el mundo era un lugar maravilloso. Hoy el llanto de los muertos no me deja dormir.

Anuncios

Deja un comentario