El AS² de la sociología

Una historia de lucha

Desde el inicio de la historia, que para la ortodoxia que estudia la materia, se asienta en la construcción, de una sociedad en torno a la propiedad privada, la sociedad, se ha enfrentado a una disyuntiva importante. El nacimiento de la narrativa de vencedores y vencidos, formaría parte intrínseca de la evolución social. Las clases sociales y la división social del trabajo, fueron puntos de referencia, para la creación de civilizaciones.En este contexto nació la lucha, los vencidos, siempre lucharon por el cambio de roles, mientras los vencedores, intentaron sostener el poder con diferentes argucias. En el esclavismo fue el poder divino para naturalizar la diferencia de clases a través del politeísmo. En el feudalismo, en cambio, se vivió un contexto, donde el eje de construcción narrativa de los arriba y de los abajo, se armó en torno a la idea de Dios. De esta etapa, nace las matrices sociales de la humanidad; donde la occidental, se podría decir que es la más predominante hasta hoy en día. Con el capitalismo, se pone al humano como el eje social de evolución. En esta etapa, nace los movimientos de ilustración, industrialización, y la humanidad vive una explosión científica. Al mismo tiempo, la sociedad, empieza a generar movimientos, que antes de esta etapa, no eran tan fuerte en ideología y discurso para generar su resistencia. Más allá, de que si hubo luchas, en todas las etapas humanas, solo en esta etapa, con la progresiva socialización, de contenidos que eran ajenos para la sociedad, se empieza a articular una resistencia ideológica.Los primeros movimientos, en este sentido, eran de carácter anarquista, y con reivindicaciones para la masa trabajadora oprimida. Su valor fundamental, era retomar esa lucha, donde esa tan repudiada dinámica de vencidos y vencedores cambiara; pero, con una profundidad ideológica nunca vista. En esta etapa, aparece el marxismo también, una teoría nacida de la economía, que explicaría dinámicas de la economía, nunca abordadas desde ese enfoque. Para el siglo XX, el marxismo, que decía representar a los oprimidos, se fue por dos vertientes: La maoísta y la marxista. Ambas, con el tiempo, darían a luz en diversos proyectos de estados, donde se pondría en relevancia a la clase oprimida. Estos proyectos, con el tiempo, se irían desgastando, y en los 60, una revolución cultural, nacida del mundo occidental, crearía un movimiento llamado el new left.La nueva Izquierda, buscaría reivindicaciones, de género, etnia, de reinterpretaciones artísticas nunca vistas, entre otras. En este sentido, las reivindicaciones, dieron un giro narrativo, y pasaron del cambio de sistema, a la inserción al sistema. La democracia, que gira en torno a la idea de paz, después de dos cruentas guerras mundiales, sirvieron de base para la creación d estas ideas. En el Ecuador, las reivindicaciones sociales llegaron más tarde. El movimiento indígena, liderado por mujeres, asociado con el partido comunista, fueron de vital importancia para este proceso. En cambio, los movimientos obreros, vivieron su auge en los 70, donde una tibia dictadura militar, que también tuvo varios abusos del poder, permitió el contexto para estas peleas. La new left, también sería tardía en el Ecuador. Recién en los 90 el tema se fue visibilizando poco a poco, Las mayores reivindicaciones, fueron temas lgbti, y de género asociado al movimiento feminista. En cambio, en el mundo, movimientos como las madres de la plaza de mayo o el caso de la lucha de la familia Restrepo en Ecuador, fueron los ejes donde se artículo la denuncia de crímenes de estado.La desaparición de la desgastada Unión Soviética, y a la reversión al capitalismo del gran estado chino, fueron otros dos ejes fundamentales de la historia de la lucha en la humanidad. Un graffiti, que decía, “justo cuando estaba encontrando las respuestas, me cambiaron las respuestas, forman parte de este proceso. La decadencia cubana, también inició un colapso del mundo bipolar, donde una idea se enraizó y venció a la otra. Con todo el contexto antes planteado, la lucha de derechos, perdió su enfoque original, y se fue a la lucha de derechos, dentro del sistema establecido. El problema, es que los temas de clase, y de lucha de clases, nunca desaparecieron de la realidad social. Con el tiempo, más bien, fueron escondidos y desmovilizados. Las dudas, que generan los nuevos movimientos new left, plantean varias preguntas. Además, una sociedad polarizada, bajo temas de orden secundario para el marco social, son el caldo de cultivo del control social de la sociedad moderna. Al final de todo este camino, la pregunta es: ¿A dónde vamos como sociedad? ¿Por qué una lucha social, como la lucha de clases, es hoy prácticamente invisible frente a la humanidad moderna? Para mí, a manera de conclusión, creo que el camino se hace caminando, el respeto a la humanidad, debe ser un eje de este proceso. Al final, nunca se trató del alfa o el omega, sino más bien, de ese camino finito, que tenemos como especie, a lo largo de este grano de arena cósmico llamado tierra. Solo el tiempo dirá a donde vamos, y porqué la narrativa entre vencedores y vencidos, se ha vuelto difusa.

Anuncios

Deja un comentario