El AS² de la Política

QUE SE VAYAN TODOS

No les ha pasado, que a veces la cosas no salen como uno quiere, y todo se vuelve frustrante. No importa “cuánto” nos esforcemos, todo parece conspirar contra nuestros “nobles deseos” o “fantasías”.

Ese momento de desesperación y desolación, donde queremos dar un giro a nuestras vidas y convertirnos en aquello que estábamos “destinados” a ser. A todos nos pasa y en política también.

Un pueblo “inconforme” que anda buscando su “salvador” y un “salvador” que anda buscando a su “pueblo”. La Corte Constitucional está ágil para legislar acorde a su visión de la “vida” y los “anhelos” o “miedos políticos”.  Después de todo la dejó instalada “Trujillo”, su solución es tirar la pelotita a la “asamblea” pero con algunas sugerencias.

Dándoles alas a ciertos “personajes”. Dos trámites de consulta, una para eliminar al Concejo de Participación Correísta, perdón. Concejo de Participación Ciudadana y Control Social, sí. Así está mejor.

Actualmente acogen pedidos de consultas populares para llamar una Asamblea Constituyente y para la eliminación del C.P.S.C.S.

Una vez más, Ecuador se “refundará” digo se “metamorfoseará”, digo “cambiará”. Porque ese ha sido nuestro deseo desde que somos “República”, allá por 1830, cuando los ilusos “emprendedores de cinco años” (como les dice el cuántico), hartos del centralismo “bogotano”, le sugirieron a los “quiteños”, la fabulosa idea de conformar su propio país, a pesar que se “odiaban”, a pesar que tenían visiones distintas de la conformación del estado.

Así nació por un 13 de mayo que espero no haya caído “viernes” o “martes”, aunque para aclarar dudas, busqué y fue un jueves, así que estuvimos cerca de nacer en un día complicado.

Nuestro “anhelo” que en realidad ni entre nosotros nos ponemos de acuerdo. Por ahí salen los “federalistas” descendientes de “británicos” o “catalanes” que les gusta casarse con mujeres y por otro, los “centralistas” “tecnócratas” que quieren manejar a distancia la problemática del país desde un despacho en Quito.

Entonces, si ni siquiera podemos ponernos de acuerdo en la estructura del estado, es prudente “reformarla” nuevamente. Porque igual siempre quedarán insatisfechos quejicas.

La solución bicameral ha generado debate, como una manera de desaparecer el concejo “ciudadano” y crear un ente que pueda mediar eso, que sería el “senado”, algo que parece no haberles agradado mucho en el Ecuador, porque desde su creación no ha sido una constante y sólo ha estado presente en dos ocasiones. También se habla de un “Tribunal de Cuentas” en vez de la actual contralaría.

Todo muy lindo y “bien intencionado” pero es la misma mierda con un empaque diferente. Al igual que las “figuras de Star Wars” que eran reempaquetadas y vueltas a las perchas para que los “coleccionistas” las adquirieran, pero en realidad eran las mismas que ya tenían y en el mejor de los casos, tenían ligeras variantes de pintura.  Eso básicamente.

Todos esos parches que los padres de la patria y la “Corte de Lujo” a.k.a. (also known as) “Trujicorte”, no sirven para un carajo si los “intérpretes” son los mismos. Quizá en el senado la diferencia sea que les pidan mil PhD’s y de paso que sean más “viejos” porque viejo equivale a “sabio” y mejor “preparado”, pero en Ecuador también equivale a “mañoso experimentado”.

Y así, con nuevas instituciones que en realidad solamente cambiaron de “nombre”, pero con elementos igual de “podridos”. Reclamaremos una vez más como casi siempre, que se vayan todos, y pondremos a otros para continuar con el ciclo de amor y decepción hasta el final de la “patria” o de los tiempos.

POR: Joyce de la Plaza

Anuncios

Deja un comentario