Poesía

La trascendencia del amor

La muerte deja un corazón roto que nadie puede sanar. El amor deja recuerdos que nadie puede quitar. Inspirado en esta frase, escribí este poema:

El jardín que alguna vez floreció las rosas más hermosas, sin espinas, yace marchito frente a mí.

El corazón pagano que bailaba al ritmo de las canciones de Coldplay, poemas y palabras de amor, ahora una añoranza sin sentido, un latido ausente.

El río carmesí que alguna vez te permitió el aliento, dejo ya de emanar su nectar de la vida. Y tus ojos, ¡oh, esos brillantes ojos tuyos! … ahora eclipsados para siempre en un sueño sin estela.

Sueña, mi todo.

Sueña con el paraíso que merecías en este mundo. Donde el edén en el que estes abunde de rosas que te cuenten mil y un poemas, que te canten mil y un canciones.

Mientras tanto, yo buscaré el camino de vuelta a ti. Por que la muerte puede tratar de apartarnos, pero tu amor está signado en todo mi ser, y mientras vivas dentro de mí… amor…

serás eterna.

Anuncios

Categories: Poesía

Deja un comentario