El AS² de la Política

MUERTE EN HAWAI (Nuevo Caso de Motelazo)

POR: Joyce de la Plaza

Decían personas muy “sabias”. Que lo que haga la gente en su tiempo libre e intimidad. No tendría por qué importarnos un carajo, así sea una infidelidad o algo “mucho más grave”, ya que no somos nadie para juzgar al resto por sus actos, sin antes hacer un examen de consciencia en nuestro interior.

Y lo comparto. Incluso es debatible si a sabiendas que alguien la está “cagando” y tienes contacto con ambos implicados sean estos, dos o más. Es bueno detenerse a “pensar” si es prudente meterte en “bronca ajena” en la que pudieras salir embarrado.

Aclarado esto. Sí creo es necesario también poner el dedo en la llaga sobre un tema que no tendría mayor relevancia si no fuera porque agentes policiales tuvieron que acudir al rescate de dos estúpidos giles y “arrechos” y “amantes bandidos”.

Mi solidaridad con el “agraviado” en cuestión. Ya que parecería ser que en esta “suciedad”, cuando una mujer es quien encuentra al “perro” de su “marido” o “peor es nada”, está justificada la indignación y “sororidad”. Pero si un hombre es el implicado, queda como un pobre cojudo o como diría el tan ilustre ex congresista, Marcelo Dotti le decía a un “gallito” del P.R.E.: “Impotente, pedazo de onanista (pajero o “masturbador” compulsivo). Queda como lo peor y un “poco hombre”, que esto será motivo de otro “análisis”. Pero que, en pocas palabras, un “cachudo” es motivo de burla y gozo, una “cachuda” es motivo de solidaridad e indignación.

Volviendo al tema. Dos funcionarios de la justicia guayaca, decidieron devengar horas extras en un “famoso nido de amor”. El esposo de la “funcionaria” sospechaba y estaba listo para armar el “pito”. ¡OH NO! Ahora ¿QUIÉN PODRÁ DEFENDERNOS?

¡SPOILER! No fue el Chapulín Colorado. Pero fueron nuestras gloriosas fuerzas policiales, representadas en un integrante de la misma. Que estaban prestos a dar más que apoyo moral al “soldado caído” y evitarle un “escándalo” porque es un sujeto muy “influyente”.

La pareja “víctima” de la “humillación”, también fue amenazado y avisado de no intentar hacer nada, de una camioneta oscurita y así el #OPERATIVO_CULEO_FUGAZ.

Salvó al influyente jurisconsulto y a su amante.

Y es que en un país donde apuñalan a un anciano cuando iba a comprar el pan. Unos extranjeros y si quieren ser más explícitos, venezolanos. Para que no jodan que se intenta “tapar los hechos”. En un país donde una mujer lleva denunciando que en Cotocollao el ruido la enferma y que intentó mediar la solución hablando con el dueño del local, pero este se le burló y la amenazó y hasta la propia cuenta “metropolitana” se toma a modo de burla su problema.

Un país donde una niña “desaparecida” pudo volver a su hogar, por la “delación” de una “cómplice” que por cargo de consciencia y en un arrebato de lucidez, decidió hablar y así la policía pudo encontrar y rescatar a la menor.

Da para pensar y mucho, que la policía sea rápida, rauda y veloz, para salvar el “culo” a los “influyentes” y “bien acomodados” de la “politiquería” (la judicatura es un bodrio y cloaca de “politiqueros”, no nos hagamos los pendejos). Para tapar a los altos cargos en sus “errores de buena fe” o sus “indiscreciones”. Ahí sí son útiles y efectivos, menos para lo que verdaderamente importa. El salvaguardar la seguridad e integridad de todos los ciudadanos y no sólo de unos cuántos, que, por palancas, por herencia o “lameculismo”. Llegaron a ser grandes “señoros” y “señoras” influyentes.

La próxima vez que me asalten a dos pasos de donde están sus “supuestas unidades” y con una bella “pistola artesanal”, exigiéndome que entregue lo que “no tengo”, porque los hijos de puta de los delincuentes parecen asumir que cualquier cojudo que cae bajo su “radar” caga “oro”. Cuando suceda eso, que es muy probable visto su “accionar”, los tendré en mi mente y corazón si es que acaso no muero. Pensaré camino a casa y despojado de mis pertenencias que, cuando los necesitaba, probablemente estaban en un “importante operativo” para salvar a gente “importante e influyente” de ser “cachados” en su “salsa”.

Por eso es que, cuando vemos que su cuerpo policial “cumple con su tarea” así sea con excesos y todo, pateando el rostro de un “mal viviente” y posible asesino. Los vitoreamos y alabamos. Saben por qué, porque son pocas las veces que están en el lugar y momento indicado y no en el lugar “forjado”.

Suspiraré y diré, DESDE Y SIEMPRE Y PARA SIEMPRE, ¡VIVA LA PATRIA!

PD: Cabe la posibilidad que el “agente” sólo seguía órdenes de sus superiores para resguardar a este “presidentucho”. Y también cabe la posibilidad, aunque mínima y casi inexistente, que no hayan sido “ellos” (los amantes) los implicados. En caso que el oficial no pudiera negarse a salvar el “pellejo” al “influyente” o si se negaba. De todos modos “alguien” iba a “inmolarse” y tomar su puesto. Incluso pudo ser “condicionado” a hacer eso, o perdería su trabajo. Lo cual retrata el estado de putrefacción de nuestras “instituciones”.

Juicios morales aparte, a la conducta de los dos “angelitos” (aunque al parecer esta “pareja” no tenía una relación “swinger o abierta” por lo cual es una “traición”). Debemos recordar que estos dos seres, son la punta del “iceberg” de la judicatura ecuatoriana. Que tiene más sombras que luces y es el nido de ignorantes y acomodados con aires de grandeza.

Anuncios

Deja un comentario