El AS² de los Deportes

El poderoso Barcelona del 98

Barcelona, tuvo su mejor época económica y futbolística en los años 90. Sus equipos se convirtieron en referentes nacionales e internacionales. La contratación de jugadores de primer nivel internacional, fue parte esencial del crecimiento del equipo. Uno de los más fuertes, fue el equipo del 98, finalista de Copa Libertadores.

La gran escuadra del 98, acuñaba a un equipo con grandes figuras. La Mayoría de ellos, tenían nivel de seleccionados Nacionales de sus respectivos países. Inolvidables los José Francisco Cevallos, Chino Gómez, Piquetero Quiñónez, Julio Cesar Rosero, Alfaro Moreno, el pipa de Avila (jugador importante para el seleccionado colombiano de esa época), Nicolas Ascencio, Pavo Noriega, conformaban una generación poderosa y de jerarquía muy poco vista en la historia del fútbol ecuatoriano.

El equipo aparte, se asentaba también, en un Isidro Romero en auge económico, y un Ruben Darío Insua, que era un ténico que sabía llegar a los jugadores. Al final, ese equipo sería finalista de la Copa Libertadores, sin lograr ganar el título.

El camino a lo largo del torneo, fue una muestra de jerarquía del equipo canario. La escuadra además, demostró capacidad de lucha aparte del nivel nacional internacional de sus jugadores.

Las narraciones del gran Petronio Salazar, le darían a un más emoción al logro amarillo. Después, el equipo sería asaltado por los conflictos, las deudas, y el uso de la marca Barcelona para fines políticos y personales. La corrupción, hundiría a la escuadra, en un ostracismo terrible. El Ecuador, se demoraría 10 años en ver a otro equipo en lograr una hazaña igual o mayor. Sin duda, más allá del equipo que seamos hinchas, no podemos negar, que sin ese Barcelona de los 90, Ecuador no hubiera entrado en el mapa futbolístico internacional. En este sentido, el ídolo sería el pionero.

Anuncios

Deja un comentario