Sin categoría

ADIÓS VAQUERO: CAPUT A CUESTA

POR: Joyce de laPlaza

El timing parece perfecto. En cuestión de horas el bravucón Santiago Cuesta se despidió del gobierno de su buen amigo Lenin Moreno, aunque Rafael Correa también fue su buen amigui hasta que dejó de ser “políticamente correcto” apoyarlo.
El personaje que era el pepe grillo de Llevín, luchaba arduamente en tuiter contra todo aquel que ose criticar al gobierno y en especial a él. Pero todo hubiera pasado como simple anécdota si no fuera porque Villavicencio desveló ciertas indiscreciones del secretario y de su amigo Moreno por el caso de Arroz Verde e INA Papers.
Desde ahí una campaña feroz por medios virtuales para desacreditar a Villavicencio, que podrá tener sus claroscuros y quizá tenga intereses particulares para esta cruzada anticorrupción. Pero los documentos e investigación están ahí, e incluso reposando en fiscalía.
Se dijo cosas como que, Villavicencio es contratado por gente “poderosa” con su agenda, para que realice sus investigaciones. Que un negocio de pizzas que administra su mujer no paga la patente municipal. Que tiene un patrimonio que no puede justificar, etc.
La batalla de Cuesta contra Villavicencio y menor medida contra Zurita. Puso en duda y en jaque al consejero “real”. Quien no dudaba en inmolarse por la causa morenista y a su vez justificar cada decisión o intentar explicarla. Aceptó entrevistas en diversos medios y fue al mismo programa, conducido por Carlos Vera, al que Villavicencio fue. El periodista y ex sindicalista, se molestó con Vera por el trato preferencial y de amiguismo que tuvo con Santiago Cuesta, donde no lo cuestionó por no decir que lo “ayudó” y ambos se tuteaban y lanzaban flores con una condescendencia propia de quienes se conocieran de años. Terminando con una “alabanza” de Vera que decía que se podrá criticar sus formas, pero básicamente Cuesta es quien ha asumido el rol de sacar la cara por el presidente y el gobierno.
Con Fernando Villavicencio, en cambio. El conductor de “Veraz” preparó la artillería y los cuestionamientos. Desde ahí Cuesta no desaprovechaba para deslegitimar las investigaciones de Villavicencio y Zurita y atacar personalmente al primero. Don “Villa” como se le conoce, con su carácter y picas y odios personales. No se quedó atrás y contraatacó, cuestionando el manejo de concesiones y privatizaciones de empresas públicas que estaban en manos de Cuesta, quien debía buscar inversionistas o en su defecto liquidarlas.
Los 4pelagatos le dedicaron algunos “amorfinos” al consejero presidencial. Entre ellos, ¿Por qué carajos es el encargado de los negocios del estado? Algo olía raro y mucha gente empezó a especular, que si estaba metido en ese asunto. Es porque debía tener algunos intereses monetarios, o en cristiano; Quería su tajada o parte del pastel.
En su paso por el desgobierno. Santiaguito se dedicó a mandar a la mierda al que pase y si no estaban satisfechos les daba una ración doble de… Se ponía al mismo nivel de sus cuestionadores y se permitía hacer bromas ácidas y ataques, aunque a veces adoptaba un tono paternalista con ciertos periodistas y los corregía en lo que en su apreciación eran comentarios u opiniones tergiversadas.
Se creía una estrella de la farándula politiquera nacional, como dice cierto Lindo Canal y cierto programa insufrible pero que tiene derecho a existir que irónicamente sería por algo relacionado a ese canal y a su gerente y ex titular, que Cuesta terminaría yéndose, pero tranquilos que ya llegaremos a eso.
Santiago era un “semi dios cuántico”, un tecla brava que se permitía tener errores de tipeo que acá en este medio también los hemos tenido, aunque con la diferencia que no somos el conserje digo, consejero del inquilino de Carondelet. Y eran errores groseros la verdad.
Pero su labor incansable de justificarse y ganar puntos con Lenin Moreno. Llegó a proponer a María Paula Romo como buena alternativa vicepresidencial o de candidata de cara al futuro. Otro despropósito. Opinaba de todo, a la vez que nada, y nos dijo que se construiría una nueva refinería y “cerraría la vieja”.
La prefecta de Esmeraldas salió con sus reparos respecto a qué significaría la paralización de la refinería mientras se realiza el traspaso y si en efecto la nueva refinería sería en Esmeraldas o mudaría a otra provincia, en cuyo caso causaría un perjuicio a los miles de empleados de la actual.
Pero le resbalaba esas habladurías de autoridades menores. Cuesta se codeaba con las grandes ligas a nivel internacional como Paul Manafort, ex jefe de campaña del actual presidente de Estados Unidos de América, Donald John Trump. Que fue acusado por fraude.
Aunque se lavaba las manos diciendo que cuando vino el señor, estaba limpio y no era objeto de ningún juicio. Como se lavó siempre las manos acerca de los cuestionamientos de la venta de C.N.T. y que supuestamente era la empresa que más ganancia reportaba y menos perdidas. Pero que, según él, había tenido un manejo desastroso y maquillado y era necesario desprenderse de la joya de la corona. Aunque algunos analistas decían que Cuesta nunca sinceraba las cifras para sus argumentos acerca de por qué sí o por qué no, debía desprenderse de ciertas empresas.
Su labor era titánica, vender todas las vacas sean flacas o gordas, y si no mismo, sacrificarlas en el matadero. Como T.A.M.E. que decía que era algo inviable y que en cierto modo tenía un mayor sustento ya que se había comprobado las perdidas que generaba por cubrir frecuencias más allá sus posibilidades operativas y costos (es decir, trabajaba a perdida).
Había llegado al culmen, tanto que Pallares y Hernández, le hicieron una entrevista para que hable acerca de la estrategia del gobierno respecto a estos bienes. Todo parecía haber quedado bien, no claro, pero bien. Pero la crítica continuó por parte de los periodistas y se atrevió a darles clases de derecho procesal penal. Antes de esto, un extracto de su entrevista con Milton Pérez para Radio Sucesos se había filtrado, si bien no era el extracto completo, daba para suspicacias por las declaraciones del señor.
Hablaba entre otras cosas; que fue un conserje quien sustrajo la información de la computadora de Pamela Martínez. A lo que Milton reía y le decía: “Conserje Hacker”. Cuesta con total seriedad y sabiendo lo ridículo de su declaración decía que sí, que, aunque suene así, fue un conserje que aprovechando que dejó abierta la máquina, este se sustrajo con un “pendrive” y que le quisieron vender todo el paquete de información, pero que Villavicencio la compro por 50 000 y esta misma persona ofrecía a otros, esos mismos datos.
Lo que causó la suspicacia de 4pelagatos sobre cómo así Cuesta estaba como que medio defendiendo y como que medio justificando a Pamela Martínez, quien es una pieza vital para la vinculación de Rafael Correa en el caso de sobornos de Odebrecht.
Sea como sea, Cuesta decía que no tiene validez una información robada o hackeada como prueba procesal. Y así desestimaba todo lo que pudiera perjudicar a Correa y de paso Lenin que está envuelto en la misma mierda y también el mismo Cuesta Caputi.
Los pelagatos contraatacaron y se burlaron de las declaraciones de “Santi”, realizaron un artículo y eso le molestó al señor de señores. Pero no sólo eso, si no que Teleamazonas pasará el mismo extracto y más recortado, de la entrevista que realizó Milton Pérez para Radio Sucesos.
Ahí ya perdió la cabeza Caputi. Empezó a dar clases a los 4pelagatos y en especial a Hernández y el por qué datos “robados” no constituyen prueba alguna, de paso le dijo que, con todo el respeto, a un colega suyo (presumiblemente Zurita o Villavicencio) lo tildó de imbécil por el montón de imprecisiones de sus escritos. A él en cambio no lo llama así, sólo dice QUÉ TORPE TU ARTÍCULO.
Pero no sólo quedó ahí, Cuesta en un impulso de bacanería se permitió cagarse en Milton Pérez, Sebastián Corral gerente de Teleamazonas y de paso Fidel Egas. En una táctica muy utilizada en el correísmo. Desveló algunos trapos sucios de Corral y supuestos préstamos para comprarse una casita en las Europas de Corral, le dijo que cómo un tipo así puede ser el jefe y encargado de la línea editorial de un gran canal.
Le reclamó a Corral que cómo se vale de su empleado para desacreditarlo y cómo así evade o no declara la totalidad de sus ingresos, por ende, paga menos impuestos. Incluso llegó a etiquetar al Servicio de Rentas Internas, aparte de decirle moroso lo acusa de tener cuentas en paraísos fiscales y por ende desfalcar al estado.
Lo táctica de acoso mediático al “riquillo” de turno, no es nueva. “Mashit” y sus acólitos vía Alvarado Bros. Lo hacían todo el tiempo con cadenas dictadas por la Secretaría de Comunicación. Además, Corral no es el único que saca su patrimonio al extranjero, lo hacen los propios asambleístas de diversas bancadas que van desde la izquierda a la derecha y varias personas.
Así la ley les impida, buscan mecanismos para “cojudear” al vulgo. Corral puede ser un “oligarca” o un “esbirro” del Banco Pichincha o Fidel Egas. Pero qué tenían que ver los ataques personales y las ansias de un linchamiento mediático, a quien ha pasado de agache durante estos años, salvo contadas excepciones.
Llegados a este punto. Muchas cuentas correístas entre las cuales se encuentra el parlante de Pabón y su “pichincha mono neuronal”. Empezaron a hacerse eco de los mensajitos de amor de la mano derecha o izquierda de Moreno.
Pueblo chico, infierno grande dicen. Poco después empezaron los rumores de que Cuesta estaría más fuera que dentro del gabinete.
Algunos atribuían esa salida por las declaraciones de Nebot quien poseído por el espíritu borjista, decidió declarar en contra de la venta de activos del estado. Muchos tomaron esa declaración de Jaime, como electoral, al igual que su nueva postura respecto al aborto por violación.
Nebot luego aclararía que no está en contra de alianzas público privadas o concesiones y privatizaciones, lo que está en contra es la venta de bienes del estado o regalaras lo que ocasionaría un perjuicio al estado.
Muchos que tienen a los social cristianos en la mente, se lanzaron a pronosticar que esa declaración de Nebot le costó el puesto al consejero presidencial.
Pero en realidad Nebot teniendo el peso que tiene, no fue determinante esta ocasión. Lo que expusimos con anterioridad y meterse contra Teleamazonas, Sebastián Corral y embarrar de mierda al Banco Pichincha y de paso involucrar indirectamente a Fidel Egas.
Esa fue la verdadera razón de su salida. Para quien dude de los poderes fácticos, uno no puede pretender creerse “deus” sin besarles la mano o el cu… a la banca. Jamil es prueba de eso, y para no quedar mal, cedió espacios de poder a los tecnócratas de la banca en un error que lo hundiría a él y al país.
A Cuesta Caputi le hicieron Caput. Todo por extralimitarse y creerse “semi dios” del morenismo correísta. Se va, pero quedan sus declaraciones candentes y sus bravuconadas y sus ofertas de concesionar hasta las nalgas.
Este oscuro personaje que años antes le lamía a Correa y se abrió, y que fue el lamebotas de Lenin estos años. Deja un mal recuerdo de las épocas más nefastas del correísmo. A la final el propio Santiago terminó haciendo lo que tanto detesta en Villavicencio y Zurita, que es a través de información robada o filtrada, acosar al resto y destapar sus chanchullos.
Cuál sería la diferencia entre Villavicencio y Cuesta a este punto. Quizá que Villavicencio ha llevado esa información a la fiscalía y órganos pertinentes para realizar la denuncia. No ha quedado simplemente en pelea pre púber de tuiter. En cambio, Cuesta no planteaba eso acosando a ciertos “aliados”, si no que quería meterles miedo y evitar que destapen sus porquerías.
Lo gracioso es que Sebastián Corral seguirá en su puesto y acá nada habrá pasado. No se le investigará ni se esclarecerá bajo que parámetros o corona, el banco otorga créditos o préstamos “vinculados” a gente cercana y qué garantías ofrecen. Que seguro habrá alguna garantía o confianza para desembolsar millones de dólares para que Sebas se compre su casa que está en derecho de hacerlo, como el resto de acreedores también está en derecho de exigir transparentar cifras sobre Banco Pichincha, que ahora se ha expandido a mercados como el peruano y que misteriosamente unos días atrás, tuvo problemas con el sistema, lo que causó perjuicio a sus clientes quienes no pudieron retirar dinero o pagar vía tarjetas de débito o crédito y tuvieron que dejar en prenda algo de ellos (porque confiaban en ese banco y en el dinero “plástico”), para poder salir del local en el que hacían sus compras.
El banco que es el más grande del Ecuador y donde hasta los servidores públicos tienen sus cuentas, pero que lastimosamente les falló unos cuantos días y aquí no pasó nada, unas disculpas y varias autoridades «pautadas» entre los que se encuentra Jorge Yunda que al mismo estilo que critica a Vivanco, ambos se hermanaron a defender a don Fidel Egas y sus errores de buena fe.
Muchos cantan victoria con la salida de Santiago Cuesta, pero la verdad es que aquí nada pasará. Cuesta seguirá su vida normal y alejado del público. Pero nada garantiza que estará alejado del presidente y pueda mantener comunicación directa, aunque esta vez esté oculto y tramando algo por detrás.
Respecto a los trapos sucios de Sebastián Corral. El no es el único acreedor que ha pedido préstamos por una buena suma de dinero, con el fin de comprar huevadas. De esos hay muchos en el sistema bancario, empresarios medianos o grandes que quieren darse un lujito y presentan las garantías para el desembolso de dinero y poder llega a su meta, que deberán luego pagar en un plazo fijo de años con los consabidos intereses.
Lo que sí llama la atención es que Sebastián Corral es muy cercano a Fidel Egas y su banco. Es el encargado de Teleamazonas y sus contenidos, así pues. Da para pensar que quizá por esa cercanía no sólo Corral, si no muchos “corrales” han pedido favores a su amiguito para poder comprar cosas. Mal pensando, se podría decir que el señor corría con ventaja para poder acceder a ese préstamo, pero por otro lado un banco no le da esa cantidad de dinero a quien no presente garantías para responder con sus obligaciones.
No sé si tenga que demostrar nada Corral, después de todo es su información personal y financiera la que se filtró. Aunque ya que estamos en esas, por salud e imagen, debería desmentir a Cuesta y mostrar que todo fue “legal” y él sí abonó todo y respondió con el pago de lo que solicitó, si es que ya lo hizo entonces las debidas disculpas.
Sea como sea, parece que Lenin necesitará otro chaleco anti balas que salga a dar la cara por él y su inutilidad. María Paula Romo ha sido uno de esos salva vidas, pero Cuesta era el Pitbull que soltar a los vecinos fastidiosos para que no se acerquen, Restará saber quien asume ese cargo que deja vacante nuestro querido Santiaguito.
Por ahora sólo queda Romo y ella no puede multiplicarse para salvar al cuántico, lo que la deja en una situación más vulnerable. A lo mejor Cuesta a esta hora, estará recibiendo llamadas de Rafael o alguno de sus acólitos para felicitarlo por desviar la atención en un lío de placeras y para ver si es que afloja alguna información respecto para hundir a Moreno.
Desde ahora pasa a ser sospechoso Cuesta, un tipo que sabe demasiado y que tiene algunos ases bajo la manga para poder extorsionar a los correístas y morenistas. Ahora quedará en Lenin qué le ofrece para cerrar la boca, será una embajada o algún cargo menor o dinero por debajo de la mesa.
Lo que sí está claro es que Nebot no tiene ese poder para bajarse funcionarios. Pero si Egas o la banca. Por ahora sólo resta decir, Caput a Cuesta.

Anuncios

Categories: Sin categoría

Deja un comentario