El AS² de la Política

«Ola» dijo «Chao» (Manual Cuántico para hacer el ridículo en el estado ecuatoriano)

Después de que se filtraran fotos ilegalmente, que muestran la opulencia del presidente del Ecuador, que se contrapone con la idea de manejar un presupuesto estatal austero, inició la casa de brujas. El primer chivo expiatorio, fue Julian Assange, el cual, de parte de nuestro dueño de la silla, se garantizaba con un supuesto documento, que no sería extraditado a USA. El tiempo no le dio la razón a Moreno.

Después de haber acabado con el primer chivo expiatorio, fue momento del segundo. Un supuesto amigo de Assange, Ola Bini, fue capturado ilegalmente, y obligado una y otra vez, a firmar un documento. Tampoco, se le leyeron cuales eran los cargos que se le imputaban. Así nuestra nación, fue poco a poco generando un estado de sopor, que raya en un ridículo internacional como pocos vistos.

Para colmo, y para medir quien tiene la Correa más grande, de una forma rayando en lo ilegal, a pocos días de que sus cargos fenecieran, se le cambio los cargos al Sueco para alargar el problema. La afrenta al mandamás, debe ser cobrada con sangre, sin pruebas o no…

La cosa no termina ahí, aunque usted no lo crea, en estos días, ha tomado un tinte que raya en lo estúpido. Nuevamente el abogado de Ola Bini saca a su defendido de forma airosa; pero esta vez, en un giro de hechos, una gran ola de hackers, lanzan su venganza por el activista internetero caído. El sistema ecuatoriano, más fácil de armar que juguete de chocolate Kinder, se vuelve el centro de los hechos de hackeos.

Muchos datos quedan expuestos, y el gobierno, en su bravuconada, queda a la vista como inepto frente al mundo; mientras, la imagen de Ola Bini, se vuelve viral y un símbolo del activismo online. Solo el tiempo dirá a que nuevo tinte lleva esto, ¿será que inventan nuevos cargos, para vencer la afronta infame contra nuestro «querido Lenín»? Solo el tiempo dirá a donde lleva este ridículo, que cada vez parece más una comedia física al estilo de MR. Bean.

Anuncios

Deja un comentario